Titán

Tu mar necesitaba
una playa
en la que tomar tierra,
una roca contra la que desatar
la furia de tantos años
de viaje solitario.

No servía
cualquier acantilado,
querías el escenario
de un duelo mitológico,
donde tus músculos brillaran
a la puesta del sol.

No pude convencerte
de que cien mil escenas parecidas,
languidecen en paredes
de museos olvidados.

Comentarios

Rafael ha dicho que…
Este es uno de tus poemas que más me gustan. Cada estrofa es sorprendente respecto a la anterior. La naturaleza en la primera (mar y playa); en la segunda la carnalidad del personaje, de la persona; y en la tercera el arte. Un viaje de los más sencillo a lo más elaborado con una coherencia no sé si lineal o circular. Las imagenes en las tres estrofas tienen una gran fuerza y, a la vez, la naturalidad que es tu seña de identidad. Maravilloso.

Entradas populares