domingo, 31 de octubre de 2010

Repetir

Como la lluvia
las palabras
que te dejo en el oído;
siempre es el mismo dolor
que me anudo en el cuello.

Te las repito,
como la brecha del amanecer
que te muerde los ojos,
porque estar aquí ahora
no lo entienden las letras.

Olvidamos,
lo dicen los filósofos,
para podernos sorprender
aún.

jueves, 28 de octubre de 2010

Polvo de nada

Caminas
de regreso a casa.
Como los primitivos,
dejarías tus manos pintadas
en la pared,
porque no tienes a nadie
para contarle
que te has muerto un poco
en la consulta del médico,
y que una mujer
desconocida,
te ha avisado de que era
la última estación.
A nadie deberían importarle
tus anodinas escenas
cotidianas.

martes, 26 de octubre de 2010

Intimidad

Tengo suerte
de tener una casa
y de que estés en ella.
A cambio me hice carne,
guarnecí mis muros
y cerré mis defensas.
Me hice sangre
y sudor y vísceras
y huesos,
que requieren abrigo
y una casa,
en la que te encuentran.

sábado, 23 de octubre de 2010

Lector

Tender un puente mínimo,
para alcanzar la casa
que miras desde fuera,
el cuerpo que late
con otro corazón.

Sólo si entras
en su alma,
como lo hace el viento,
sin ti y sin nada
que te pertenezca:
puras palabras.

miércoles, 20 de octubre de 2010

El amor de los otros

Cuando tu flanco
se ha quedado descubierto,
y una grieta se abre
de norte a sur,
ellos van con sus manos
a taparla.
Y te cubres,
cohibida
¿Fuiste tú
así de útil,
les abrigaste a ellos
con tus manos?
Quisieras recordar
una deuda pendiente,
pero ya es inútil
desviar la mirada
del paisaje tan bello
del amor de los otros.

lunes, 18 de octubre de 2010

Autor

Nos repartió
el libro que acababa
de escribir:

-Os lo doy porque en verdad
os pertenece;
abrí mi nasa
de pescador de anguilas
y entraron por allí
vuestras historias.
Yo sólo podría repetirme.

sábado, 9 de octubre de 2010

Cartas de amor

"[...] Y vuestros sentimientos,
que dejasteis escritos a causa de una guerra"

Luis García Montero


Cuántas veces, avaros
tirábamos del lazo
para tenernos cerca
y olvidar
por el rato de una vida
que la soledad no se cierra
con puntos de sutura.
Apartados del sueño
buscábamos una mano
que estrechar
en medio de la noche.
No sabíamos
que a tan corta distancia
el amor se olvida de su nombre
y se queda desnudo y vulnerable.
Cuántas veces
sufrimos las ampollas en la piel
demasiado frágil.
Hubiera bastado
con alejarse unos metros
algunas calles
otra ciudad
o un mundo.
Lo suficiente para fijar
los sentimientos
en el molde que recorta
la distancia.

miércoles, 6 de octubre de 2010

Concurso

¿Por qué somos mejores
cuando nadie nos mira,
y gozamos en secreto
de la tierra?
Creamos las palabras,
cuando sería normal
permanecer callados,
contemplando las nubes.

Palabras como criaturas flacas
que nuestro ser mermado
va dejando en el mundo,
igual que un grano más
entre la arena.

Palabras de artesano
que creyó que era dios,
de albañil soñador
que perdió su destreza.

Palabras en el aire,
como damas sin dueño,
que ofrecen su belleza
a los que pasan.

sábado, 2 de octubre de 2010

Mercenario

Nunca descansa aquel
que ha rozado a los ángeles.
El tiempo se demora
en el otoño,
y la luna se ofrece cada noche
al hombre melancólico.
Pero tú,
que arrancaste una gota de sangre
al costado de un ángel,
ya no puedes parar.

La locura entrará
disfrazada en tu sueño,
y verás por sus ojos,
tocarás por sus dedos,
hasta que de tu cuerpo de hombre
sólo quede la piel.

Licencias

Creative Commons License
Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.